PDFHTML

Estimadas amigas lectoras:

El empoderamiento económico integral no sólo es tener dinero, bienes y recursos para mejorar la vida. Es el proceso de reconocer el derecho que tenemos las mujeres para desarrollarnos como personas integrales. Identificar los obstáculos que nos limitan y empobrecen la vida, tanto en nuestras relaciones íntimas como sociales y las causas que provocan desigualdad. Implica procesos de reflexión individual y colectiva para alcanzar los cambios culturales, personales y sociales que necesitamos. En este proceso, desarrollar fuerza colectiva y construir alianzas entre nosotras y con otros, es vital. 

En esta edición especial te compartimos diversos aspectos sobre el empoderamiento, que forman parte de los hallazgos de la investigación Experiencias de empoderamiento económico de las mujeres en Nicaragua, que sistematiza el trabajo de diez organizaciones de diferentes lugares del país, quienes comparten sus lecciones aprendidas en el proceso de crear condiciones para fortalecer el empoderamiento económico integral de las mujeres en sus localidades.

Esperamos sea útil para tu trabajo en la organización y en tu vida personal, ya que el empoderamiento económico también implica reconocer el valor de ese trabajo que solo se ve cuando no está hecho: las labores de cuidados que hacemos en nuestras casas. Responsabilizar a los demás de su propio cuido, reasignar las labores de la casa y cuidar de nuestros cuerpos, salud y desarrollo como personas es fundamental, si queremos seguir avanzando hacia un empoderamiento integral.

Con cariño,  boletina logo nuevo